IGOR FRAGA
“En mis fotos intento captar emociones y realidad.“
Soy Igor Fraga: padre, marido y fotógrafo en los ratos que me quedan.
Hago fotos desde que, en la Facultad de Bellas Artes, descubrí la fotografía. Ahí aprendí todos los procesos, desde el disparo hasta la foto en papel, pasando por el revelado con químicos y el cuarto oscuro. Era casi mágico.
Empecé haciendo fotos a muchos grupos de música que grababa en mi estudio de grabación de Bilbao, Maesmaje Records, y algunas de esas fotos fueron portadas o galletas de disco, carteles de conciertos, etc. En Alicante grabé videoclips a varios grupos, como Zodiacs o The Rotados, y también cubrí varios eventos para fotógrafos que no podían ir por agenda. Poco después llegó mi primera boda, en 2017, y ahí descubrí que las bodas molan, y mucho. He hecho bodas desde entonces con Bang Bang Estudio, donde soy socio con Iván Carbonell y Rafa Perdomo, y con otros fotógrafos de Alicante. Actuamente llevo ya un tiempo haciendo "mis" bodas.

Me gustan las bodas de las pelis de El Padrino. Me gusta ese ambiente de aparente caos, con niños corriendo por todas partes, gente supuestamente dura con la lagrimita, las historias de las abuelas, la vecina del portal mirando emocionada a esa novia que un día era una niña...
No me gusta dirigir a nadie, ni hacer posar, ni ser protagonista. Me gusta que nos conozcamos antes, que hagamos unas fotos fuera del ambiente de la boda, para que ese día no estemos incómodos con la cámara por el medio. Las novias más guapas son las que están relajadas.

Igor Fraga Angoitia



He leido y acepto la política de privacidad